F orientacióncondesa: PIRULETAS DE PEDAGOXÍA: OS SETE SENTIDOS DUN PROFESIONAL DO ENSINO

sábado, 1 de marzo de 2014

PIRULETAS DE PEDAGOXÍA: OS SETE SENTIDOS DUN PROFESIONAL DO ENSINO




      OS SETE SENTIDOS DUN PROFESIONAL DO ENSINO
      Siete deben ser los sentidos de un buen profesional de la enseñanza. Como cualquier persona, el maestro y la maestra cuenta con cinco sentidos, pero en el caso de esta profesión adquieren un matiz diferente. Analicemos cada uno de ellos:
      La vista: La maestra no ve, mira. Mira de una manera especial porque mira a personas especiales: los niños; y es así como debe mirar: “Con ojos de niño".
      El oído: La maestra no oye, escucha. Escucha lo que los niños tienen que decir, es importante;y cuando escucha lo hace con “La oreja Verde”. “Es una oreja de niño que me sirve para oír cosas que los adultos nunca se paran a sentir; oigo también a los niños cuando cuentan cosas que a una oreja madura parecerían misteriosas...”(Rodari).
      El gusto: El maestro puede saborear cada minuto de la escuela como si fuera el último, como si fuera el primero, disfruta del tiempo por lo que es y nunca por lo que será después. El maestro auténtico sabe  interpretar el valor propedéutico de la educación para disfrutar el momento construyendo el futuro con mucho amor como las auténticas recetas.
      El tacto: Tocar para hacer sentir, enredar los dedos entre el pelo del niño que se siente único en ese momento, porque su maestra sólo lo está “tocando” a él. Es como una pompa de jabón a la que rozar con delicadeza provoca una gran emoción, pero si la caricia es demasiado brusca se rompe.
      El olfato: Nuestro genio Salvador Dalí, decía que “el olfato es el que mejor trasmite la idea de inmortalidad”. En la escuela el olfato lo llamaré intuición. Otros llaman a la intuición el sexto sentido, pero aquí lo juntaremos con el olfato, para entender por un lado que la escuela debe seguir oliendo a goma y sacapuntas, oler a escuela, a entrañable, pero a la vez el “olfato del maestro” podrá conocer antes de que suceda todo lo que será relevante para la vida de un niño y actuará en consecuencia.
      Analizados los cinco sentidos puede parecer que la receta esté completa, los ingredientes fundamentales están citados, pero no es así, nos faltan dos. El maestro autentico tiene la suerte de tener SIETE SENTIDOS.
      El sentido común: Groucho Marx, dice que este sentido es un don, y que es el menos común de todos nuestros sentidos.En la receta del magisterio es imprescindible, por eso es tan difícil ser buen maestro.
      El sentido del humor: El sentido del humor es el mejor nivel de expresión de la comunicación y de la creatividad; es un privilegio de personas inteligentes. Freud dijo que: "El humor es la manifestación más alta de los mecanismos de adaptación del individuo." La escuela necesita reírse, necesita demostrar y demostrase que es inteligente, muy inteligente. Si la escuela no desarrolla su propio sentido del humor estará a disposición de que “los demás” hagan con ella lo que quieran, y quizá esto es lo que esté pasando. Reírse no es tomarse nada a broma, no es dejar de ser serio, es acometer las circunstancias de forma inteligente.
      Mª del Mar Romera Morón

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Non esquezas deixar o teu comentario

divpinterest